Noticias



El pasado martes 08 de octubre se realizó, por primera vez en la sede principal de IYF Perú, el IYF Dance Camp. Este evento reunió a jóvenes de diversas edades con un interés en común: aprender sobre danza a través de la experiencia y conocimientos de profesores de distintos géneros tales como Hip hop, Urban dance, K-pop y Huaylas, una danza tradicional de Perú.


Siendo el primer campamento de danza realizado en Perú, hubieron muchas dificultades previas a la realización: la búsqueda de maestros así como el auspicio necesario para la comodidad de los participantes. A pesar de todas esas carencias, se decidió avanzar con la preparación del evento.


Para conseguir a los profesores de danza, jóvenes voluntarios de la organización nos ayudaron con el contacto. Así, concretamos reuniones en donde pudimos exponer sobre la visión y principios de nuestra Misión a los maestros quienes se mostraron muy interesados en el trabajo social con jóvenes. De esa manera, podíamos avanzar con la organización del campamento de danza.















Así, llegado el día de evento, tuvimos como invitados a los maestros Nilton Ccaccya, Anthony Sevillano, Johana Zeballos, Manuel Ojeda y Mishell Chávez, quienes, aparte de las coreografías enseñadas, compartieron con los participantes sus experiencias personales en su camino de formación como bailarines.




















Asimismo, acompañando las clases de danza, IMEI Perú, a cargo de la directora Ledy Olano, desarrolló una serie de actividades enfocadas en la integración de los participantes. De ese modo. Los jóvenes, divididos en grupos, compitieron a través de diferentes juegos preparados por los voluntarios de IYF.
















Finalizadas las clases, se dio inicio a la ronda de presentaciones por parte de los miembros de Suyakuy dance team, quienes presentaron la danza cultural “Bring the beat” y “Make it Shine”. Los grupos de adolescentes y niños también pudieron prepararse para este Campamento deleitando al público con danzas culturales como “Masala” de India y “Lien Hoan vun mua” de Vietnam.























A modo de síntesis de las presentaciones, el miembro del grupo Suyakuy dance team, Roberto Carvallo, dio una charla sobre la importancia de la comunicación asertiva titulada ¿Qué tanto hablas?. Como representante del grupo de danza, compartió su experiencia en el 2019 World Cultural Dance Festival, en el cual el grupo de Perú obtuvo el Premio de Oro.






La conferencia se enfocó en la importancia de expresar nuestros corazones para poder crear lazos más estables con las personas así como el modo en que la danza puede ser un primer paso para lograr romper nuestras barreras. Milagros Valerio (19), participante del IYF Dance Camp, destaca la importancia de este tipo de charlas para motivar a los jóvenes a salir de su zona de confort: “Yo suelo ser alguien quien es introvertida, por lo que es difícil para mí comunicarme con nuevas personas; pero este tipo de conferencias me incentiva a querer salir de mis comodidades. Como mencionaba el expositor, la danza puede ser ese medio para empezar a expresarme mejor”.







Mi nombre es Laura, soy la directora del grupo de danza en Perú. Por primera vez realizamos en la ciudad de Lima el dance camp, donde durante la preparación llegaron a ocurrir muchas situaciones, pues, aquí tenemos grupos de niños, de secundaria y de jóvenes, así que cada conjunto debía preparar una danza. Por consiguiente, para conseguir a los 4 maestros especialistas, buscamos por distintas academias de baile. Al principio fue un poco difícil ya que nadie quiere enseñar gratis, pero al escuchar el trabajo de IYF con los jóvenes, aceptaron apoyarnos.

Se visitaron varios lugares, algunos peligrosos, donde le robaron el celular al taxista. Cuando paso esto pensé: “Dios ahora nos cobra el celular”, tenía temor, pero él fue comprensivo diciéndonos que tuviéramos cuidado, igualmente, sentí que Dios nos protegía.En otro punto, tocando puertas, conseguimos la donación de 300 botellas de bebidas hidratantes y regalos para los instructores, además, recibimos donativo para sus almuerzos y para los banners del escenario. Al principio estaba muy asustada pero solo dejaba todo en manos de Dios. Durante esta preparación pude conocer a grandes expertos de danza que manifestaron seguir trabajando con nosotros, dándonos su apoyo en el English Camp.

También, hubo dificultades con el vestuario de niños, hasta el punto de pensar en cancelarlo porque no se lograba conseguir, siendo su presentación en la mañana; constantemente cambiábamos la hora por la espera de la ropa, pero unos minutos antes de la presentación llego pudiéndose exhibir. Durante los ensayos, todos los grupos de danza daban su corazón para el campamento. En este evento, se recibió a muchos jóvenes, esperando que puedan conectarse con IYF para que obtengan un cambio de sí mismo. Por eso, siento agradecimiento por la experiencia que me ha permitido saber que ahora seguiremos avanzando para ganar el corazón de muchos jóvenes.











Otra participante, Stefany Olivera (29), nos mostraba su satisfacción con este tipo de eventos: “Vine a este campamento con mi hermana menor, el ambiente que se siente aquí da una aura familiar, nos permite a nosotros como participantes acercarnos a la ONG y a los voluntarios. Y, como jóvenes, es importante que escuchemos ese tipo de charlas para aprender ciertos valores tan importantes en el mundo laboral como lo es la asertividad”.


A pesar de las dificultades iniciales en la preparación del IYF Dance Camp, podíamos estar agradecidos al ver los momentos gratos que vivieron los participantes así como sus comentarios culminado el evento. Este evento permitió que los jóvenes peruanos puedan acercarse al mundo del corazón a través de la danza, para así lograr cambios significativos en sus vidas.











0