[México] ¡Ceremonia de clausura de las Academias Online de IYF!

El sábado 29 de enero se realizó ‘La Ceremonia de Clausura de las Academias Online de IYF’ en las cuales se impartieron los idiomas inglés, chino, francés, alemán, mongol, italiano, coreano, tailandés y también un arte: la música.



Durante el programa se contó con presentaciones musicales y la participación de los profesores quienes contaron su experiencia impartiendo las clases; además, los alumnos se reunieron con ellos en salas de Zoom para compartir qué fue lo que más les gustó de este ciclo y, también se les dio un mensaje de esperanza y felicidad a través de la palabra de Dios: la Biblia.


La conferencia del mundo del corazón estuvo a cargo de uno de los directivos de IYF Ciudad de México, Mateo Son con el tema “El conocimiento no puede cambiar el corazón de una persona”. Él contó que en 1954 Corea del Sur era un país muy pobre y mucha gente murió; con el paso del tiempo la situación cambió, sin embargo, actualmente, el problema de este país no es el dinero, sino que la gente vive con desesperanza e infelicidad, llegando incluso al suicidio. En el país de Ghana, no hay muchos lujos materiales; la comida no es abundante, la señal de internet no es muy buena, pero el corazón de las personas en ese país es puro, inocente y lleno de felicidad.

“Ganar mucho dinero no es la felicidad, comprar una casa tampoco lo es; la verdadera felicidad es lo que sientes en tu corazón, por lo tanto, es importante cuidar qué entra en él. Dios, a través de la Biblia, en el pasaje de Proverbios 4:21-22 nos dice que su palabra es como medicina a nuestro cuerpo y que debemos guardarla en nuestro corazón porque en este, pueden entrar pensamientos de odio hacia las personas trayendo infelicidad; por el contrario, cuando dejamos que Dios entre en nuestro corazón y desechamos nuestros propios pensamientos, Él pone paz y felicidad en nuestras vidas para sobrepasar toda oscuridad y desesperanza” finalizó el conferencista.

Antes de terminar el programa, se contó con unas palabras por parte del director general de Academias de IYF a nivel nacional, Alberto González; quien alentó a los jóvenes a seguir participando en las academias y agradeció su participación a lo largo del curso, mencionándoles que sus profesores ahora más que eso, son sus amigos y pueden sentirse libres de compartir con ellos lo que necesiten.

¡IYF les invita a inscribirse en el siguiente ciclo de academias donde juntos descubrirán el mundo del corazón y la verdadera felicidad!