Noticias

[Ecuador] El IYF English Camp transformó el corazón de los jóvenes de la JESSS International Christian Academy

 

01 de julio de 2019

 

Aprender el idioma inglés fue el pretexto con el que jóvenes norteamericanos y ecuatorianos pudieron conocerse y descubrir que no hay diferencias entre ellos cuando unen sus corazones.

  

  

Del 24 al 27 de junio se realizó, por segunda ocasión en el país, el IYF English Camp, en la Unidad Educativa Cristiana JESSS, ubicada en la ciudad de Quito. Más de 100 estudiantes de entre 12 y 16 años compartieron con 12 voluntarios norteamericanos que llegaron al país para, mediante juegos, bailes y competencias grupales, ganar sus corazones y mostrarles que hablar otro idioma es más fácil cuando se une el corazón.

 

 

  

Semanas antes del campamento, IYF convocó a varios universitarios para que participen como voluntarios, apoyando al grupo de jóvenes que llegarían al Ecuador desde el Lincoln High School de Whashington D.C. Los interesados asistieron a tres talleres preparatorios y finalmente 10 de ellos fueron escogidos.

 

  

Mientras tanto, las autoridades de la Unidad Educativa JESSS preparaban a los estudiantes de séptimo de básica hasta segundo año de bachillerato para que participen en el campamento. La expectativa era muy grande.

 

La mañana del lunes 24, las instalaciones de la Unidad Educativa JESSS lucían diferentes. Desde las 8:00 hasta las 16:00 la alegría de los voluntarios nacionales y de EEUU invadía el corazón de los estudiantes. A través de divertidas clases que incluían cantos y baile, tenían contacto con el idioma inglés.

 

Fueron 4 días que cambiaron no solamente la rutina de la Unidad Educativa, sino también el punto de vista de los estudiantes sobre el aprendizaje de un idioma extranjero, y principalmente sobre la importancia de superar sus límites y abrir el corazón a los demás para ser felices.

  

A través del IYF English Camp los estudiantes compartieron, con los voluntarios y también con sus respectivos maestros y compañeros de clases, momentos diferentes a los que comúnmente viven. Escucharon asimismo charlas sobre el mundo del corazón con el director de IYF Ecuador, Noé Lee, quien les explicaba que cuando dos corazones se conectan, es más fácil entender a las personas y tener una convivencia más sana.

 

 

 

 

  

“Ser voluntaria de IYF fue una experiencia muy enriquecedora. Siento mucha admiración por la forma en que prepararon este evento y sobre todo porque más allá de impartir un conocimiento o una teoría, todos aprendimos a compartir nuestro tiempo, nuestra forma de ser, nuestro corazón. Aunque los primeros días del English Camp nos costó mucho acercarnos, con el pasar de los días fuimos más libres y al finalizar el evento nos teníamos cariño. Lo que hace IYF tiene la capacidad de cambiar la vida de los jóvenes. Estoy muy agradecida.” Mishell Vélez, voluntaria de Ecuador.

  

 

 

  

El jueves 24, cuando el campamento había llegado a su fin, los voluntarios nacionales prepararon una ceremonia de clausura para los estudiantes, con danzas típicas de Jamaica y del continente africano. Mientras que los estudiantes de la Unidad Educativa JESSS presentaron delante de las autoridades de la institución una canción y una danza aprendidas durante el transcurso del English Camp.

 

  

Las autoridades de la Unidad Educativa JESSS quedaron muy agradecidas por la organización del campamento, y al observar que el corazón y la mentalidad de sus estudiantes tuvieron un cambio positivo, decidieron firmar con IYF Ecuador un convenio para trabajar durante todo el año en actividades del ámbito social, cultural y espiritual.

 

  

IYF Ecuador agradece profundamente la visita de los voluntarios norteamericanos, el apoyo de los voluntarios naciones, la disposición de las Autoridades de la Unidad Educativa JESSS, y la alegría de sus estudiantes y maestros por el tiempo que se dieron para vivir esta experiencia en sus corazones. IYF Ecuador espera seguir realizando más eventos de convivencia juvenil en Quito y las demás ciudades de este país.

 

Author